top of page

COMO INVERTIR EN ICOS

Las ICOs son una forma de invertir en prototipos de criptomonedas. En este artículo encontrarás 5 pasos para comprar ICOs, qué son, sus riesgos, ventajas y desventajas con algunos ejemplos.


Mujeres invirtiendo dinero en una idea en el celular



Comprar ICOs en 5 pasos


  1. Leer el White Paper de la criptomoneda ofrecida, prestar atención a quiénes son sus desarrolladores.

  2. Registrarse en el sitio web oficial del proyecto.

  3. Definir el acuerdo: tanto el medio de pago (generalmente se realiza a través de ETH con un Crypto Wallet) como qué token recibirás a cambio.

  4. Verificar la dirección del monedero y enviar tus cryptos.

  5. Recibirás los tokens del ICO en tu propio Wallet.



¿Qué es una ICO?


Suele hablarse de las nuevas criptomonedas que aparecen a la venta, pero en realidad, como lo indican las leyes de la física, no pueden aparecer de la nada. Todos los criptoactivos son, en definitiva, un proyecto ejecutado por un grupo de programadores de una compañía determinada, aunque a menudo son anónimos. Y como cualquier otro proyecto, necesitan capital para financiarse.


En esta instancia recurren a las Ofertas Iniciales de Monedas, ICOs por sus siglas en inglés (Initial Coin Offerings). Es decir, los empresarios distribuyen activos digitales a los inversores a cambio de dinero. Este intercambio suele hacerse en BTC o ETH y da derecho a los inversores, a distintos beneficios, similar a una Oferta Pública inicial de una empresa convencional que sale a cotizar en bolsa.


Para ello, se promociona su White Paper: el documento que detalla las características de la futura criptomoneda, sus objetivos, plazos de desarrollo, equipo. Además, debe especificar el protocolo de TI, la función del token, derechos de titularidad y claro, su costo. Si inviertes en este tipo de Tokens, esperas que la futura crypto sea exitosa, aumente su demanda y su valor. Es decir, tu retorno de inversión será en la nueva criptomoneda.


Al invertir en un ICO adquirirás un Token de este proyecto determinado que te dará derecho a distintos beneficios según el contrato adquirido. Además del equivalente monetario en la criptomoneda en cuestión, puedes recibir, tokens de utilidad o tokens de trabajo a cambio de horas como programador. Por ejemplo, Protocol Labs es una compañía que crea herramientas para mejorar Internet. Gracias a las ganancias que obtuvieron en su ICO, desarrollaron Filecoin: un sistema basado en blockchain para el almacenamiento distribuido de información. En su oferta inicial en 2017, vendió 200 millones de ICOs. Si hubieses entrado en ese momento, unos meses luego recibirías una ganancia del 2.5% y además, teras libres para backupear todos tus videos familiares en la nube.



Diferencias entre ICOs, IPOs y Crowdfunding


Las tres opciones son planes de recaudación de fondos para una compañía. Sin embargo, tienen diferencias fundamentales. El inversor en ICOs compra un token que eventualmente, podrá usar en la plataforma de software creada por la empresa emisora, o lo venderá en un mercado secundario de crypto.


Las Ofertas Públicas Iniciales (IPOs) son una forma de financiación para empresas privadas. A través de ellas, puedes comprar un porcentaje de su propiedad a través de acciones y valores. A diferencia de las ICOs, se trata de compañías bien establecidas que deben cumplir con estrictos parámetros de seguridad, como, por ejemplo, publicar de forma transparente sus balances contables. Además, desde este momento, la empresa cotizará en una bolsa de valores. Esto no significa que vayan a tener éxito: puedes invertir en la red social del futuro y ganar un 30% como el caso de Nextdoor (NYSE: KIND), o escoger la automotriz equivocada y perder un 69% como ocurrió con Rivian (NASDAQ: RIVN). Pero al estar reguladas, el riesgo siempre será menor que el de invertir en una ICO.


Por otro lado el Crowdfunding o financiación colectiva, es un método de recaudación utilizado por emprendedores, PyMes y organizaciones sin fines de lucro. Como inversor o donante aportarás al desarrollo de un proyecto o causa. Tu recompensa será pautada al inicio: puedes recibir un porcentaje del proyecto (por ejemplo, metros cuadrados de un piso en un crowdfunding inmobiliario), una compensación económica (al igual que en un préstamo p2p) o simplemente el abrazo de un voluntario. Los Crowfunding también se realizan a través de plataformas online y al igual que los ICOs no se encuentran regulados. La principal diferencia, es que conocerás a la organización que los realice. Tampoco existe un mercado secundario de reventa de proyectos de crowdfunding, como ocurre con los Tokens de ICOs.



Las mejores y peores ICOs


Para presentarte algunos ejemplos de ICOS, debemos aclarar que algunas de ellas han sido muy exitosos y otros una completa farsa o estafas, prácticamente un robo a mano armada.


En el primer grupo, podemos resaltar dos ICOs. La primera es NAO, conocida como el Ethereum chino. Fue fundada por Da Hongfei y Erik Zhan en 2014, como respuesta a las restricciones a las criptomonedas. Se centra en el cumplimiento de las normas y funciona de manera equivalente a la occidental: es una plataforma basada en blockchain que admite su propia criptomoneda y permite el desarrollo de activos digitales y contratos inteligentes. Su ICO fue un éxito rotundo, ya que contó con el apoyo de grandes empresas como Microsoft y el mismo gobierno chino. El segundo caso no necesita introducción, es del propio Ethereum, la segunda criptomoneda por capitalización de mercado. Su ICO fue lanzado en 2014: el precio inicial del token era de $ 0.31. Saca la cuenta de cuánto hubieras ganado si entrabas en ese momento.


Por otro lado, también hay Epic Fails de ICOs de los cuales podemos sacar valiosas conclusiones. Por ejemplo, DAO, la Organización Autónoma Descentralizada buscaba operar como un fondo de capital de riesgo para el espacio cripto. A mediados de 2016 anunciaron el inicio de su ICO, TheDao, que logró reunir 12,7 millones de ETH, unos $150 millones en ese momento. Parecía ser el caso más exitoso de ICOs, hasta que un hacker encontró una falla en su programación que le permitió extraer repetidamente dinero. Así se robó la mitad del fondo. Los $70 millones no pudieron ser recuperados, el proyecto perdió credibilidad y llegó a su fin.


Algo similar ocurrió con PayCoin. Se trata de una crypto desarrollada por un conocido desarrollador del ambiente, Joshua Garza. Era el CEO de GAW Miners, una empresa especializada en proveer equipos especiales para minería de criptoactivos. Como la oferta de computadores era tan grande, comenzó a vender contratos de minería en la nube, una estafa para novatos. Luego, lanzó el ICO de su Criptomoneda, Pay Coin. Se suponía que superaría a Bitcoin pero no fue más que otro scam. Garza recibió una multa de $9 millones y está sometido a juicio en USA, pero los que apostaron a su empresa no recuperaron su capital.



Ventajas y Desventajas de Invertir en ICOs


Cómo cualquier activo, poner tu dinero en una ICO tiene sus puntos a favor y en contra. Aquí resumimos los principales.


Pros

  • Son prometedoras en términos de rendimiento y accesibilidad. Al tratarse de un Early Entry, es posible llegar a obtener una enorme ganancia si la crypto se consolida y vuelve popular desde cualquier parte del mundo.

  • Poseen menor regulación, no deberás pagar impuestos y por lo tanto, podrás obtener mayores ganancias.

  • Generan una comunidad. El mercado crypto es un mercado internacional y descentralizado por lo que para cualquier inversor en criptoactivos, la comunidad que lo respalda es fundamental. Son quienes van a aguantar las fluctuaciones del precio sin vender, apoyando su visión y propuesta. Contar con esa base desde el inicio, es fundamental tanto para las empresas como para los inversores.


Contras

  • El 80% de las ICOs resultó ser un Scam. Un altísimo porcentaje de estas monedas proclaman ser el próximo Bitcoin para llevarse su dinero, es necesario estar alerta.

  • Otras, terminan convirtiéndose en dead coins: monedas muertas, que han perdido su capitalización inicial y se borraron de mapa. Quizás su comunidad perdió interés o simplemente no pudieron escalar en su desarrollo. Similar al caso de invertir en una StartUp, si no triunfa también puede arrastrarte a perder tu inversión.

  • Por último, el desarrollo de nuevas tecnologías es siempre impredecible. Los mismos programadores, por mejores intenciones que posean, pueden encontrarse con nuevos desafíos y no poder concretar un proyecto.



Precauciones a tomar al invertir en ICOs


Por todos estos motivos, recuerda ser cauteloso al invertir en ICOs. Dedica un tiempo a averiguar todo lo posible acerca del equipo de desarrollo, la comunidad en redes sociales y los medios en que aparecen. Verifica en qué etapa de desarrollo se encuentra la ICO y si tienen participación de capitales de riesgo reconocidos. Si es posible, asesórate con un experto en programación o en un foro dedicado sobre el código. Por último, chequea en qué jurisdicción está asentada, por ejemplo, en Estados Unidos existen antecedentes legales que pueden ayudarte a proteger tu inversión.

Comentários


bottom of page